miércoles, 20 de agosto de 2008


No me claves una daga armoniosa en este instante ,
En el cual alcanzo flotar de risas junto a ti
Y olvidarme del cilindro que rodea mi sufrimiento.
No me incites a una vida de sueños
Y luego me zambullas en la pesadilla mas hiriente.
No hagas que combine los colores del suspiro agonizante
Por clavar tus ojos en mi imagen prometedora para luego cegarte.
No me cuides apenas,
Ni dejes que me entregue a vos,
Si dependo de tu cuidado no podré mantenerme más frágil
Que estando a tu lado.
No amanezcas en mi cuerpo recalentado
Para irte creyente de ser su dueño intermitente
No intentes que me ame para luego dejarme amando sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario