miércoles, 20 de agosto de 2008

Sensibilidad


Las sombras me dejan bucear
Por los recónditos huecos de tu dolor.
En ese pasaje dimensional,
percibo esa conformidad
inconforme de tu estado.
Mi hallazgo es puro encanto
pero lo reprimo ante relevante inexperiencia.

Las luces se acercan sin cuidado,
Revientan en mis parpados
para silenciar tus lágrimas
y hacer de ellas
los garabatos más disparatados,
que no logres nunca comprender.
Buscarás entretenido su sentido incierto.
Yo jugaré con ellas por mi cuerpo,
Sentiré su volumen espeso al tragarlas,
Soltaré carcajadas crocantes
y así, olvidarás el sufrimiento
aclamar su llanto.
Haré de cada gota
proveniente de tus ojos tristes y cansados
el sabor más intenso,
Para luego corromper su agotamiento
En nuestras bocas efervescentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario