lunes, 8 de junio de 2009

Ella se refiere a si misma en tercera persona porque la idea de ser quien es,de reconocer que es ella misma,es más de lo que su orgullo puede soportar


se siente enferma hasta las nauseas de si misma y desea que algo suceda que haga que la vida empiece
odio estas palabras que me mantienen viva
odio estas palabras que no me dejan morir

Si me encuentro te pierdo



Cada vez que me acerco a vos, estoy arrepentidamente más lejos.
En el momento lo demás no importa, sólo satisfacer el deseo de vos.
Pero cuando me encuentro nuevamente sola, me siento más que sola,
siento que retrocedo.
Es como si una parte de mi te buscara para perderte del todo.
Siento que si me alejo, me voy muy lejos;
temo no volver jamás, no encontrarte, olvidarte.
Con cada paso que doy te siento a mayor distancia.
Tengo miedo a estar conmigo sin vos,
miedo a estar conmigo y no necesitarte,
a estar conmigo simplemente.
Cuantas más veces me equivoque y no estés ahí para cuidarme,
más fuerte voy a ser.
Si no estás ahora conmigo, no lo estarás nunca.
Ahora soy débil, sólo ahora puedes devorarme completamente.
sólo ahora puedo ser tuya.

A un tal Lucas




Luego de leer la última página del libro lo entendí.
Si Lucas no hubiera escrito esa última página,
nada hubiera sido lo mismo.
No hubiera entendido a los años,
aquellos tiempos transitados de los que tú hablas,
esas palabras que no suelen ser sólo palabras,
a tus miedos sinceros.
Entre los años caracol y los años luz,
se estrechan nuestros corazones.
El impedimento me deja atónita.
Contrariamente me alegraría que se inunden las horas y los días,
y que finalmente se pudran entre sí.
Difícil sería, aunque no imposible,
que los sueños y la imaginación sean infieles al amor,
y en cambio fieles a la lógica.
Si el silencio avasallara mi pudor,
agrandaría aún más esta pasión.
Si te parases firme y seguro frente a este amor,
las opciones derrocharías, la cobardía se alejaría.
Entonces mi espera cesaría en un instante,
y la tristeza con ella se marcharía.
A la larga o a la corta,
el destino dejaría de endulzarnos con esperanzas eternas;
para encontrarse con nuestro amor.