miércoles, 28 de julio de 2010

Crear, todo es cuestion de crear

Idealizamos un alrededor emparentado que se hace la paja con la pija blanda. Nos liberamos de la angustia momentánea. Olvidamos lo que nos perturbaba y sonreímos al placer con los ojos vendados. Sentimos como si nos ataran a la cama y no nos dejaran ir.
En un momento dado, nos damos cuenta que sólo es cuestión de levantar las dos patas y empezar a caminar. Entonces intentamos pegar todo nuestro cuerpo al colchón con el sudor mental que nos genera el estrés de querer escapar a nuestra propia invitación.

Escupimos al techo para que nos caigan lágrimas densas y hagan sentirnos realmente mal por nuestra inmovilidad acogedora. Nos decimos que quizás este no sea un buen momento. Nos mentimos otra vez y creemos en ello cada vez. Un esfuerzo enorme fue montado y sólo creamos una nueva excusa para nuestro invento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario