jueves, 18 de noviembre de 2010

¿Cómo queres que sea?

Tenes algo adentro que no podes sacar afuera, que no decís afuera.
Te está pidiendo a diversos modos que lo percibas.
Pero sólo oís la ciudad, sólo ves las chispas, oles lo que huele el otro, tocas las imágenes presentes.
Queres entrar y conocerlo. Entenderlo y sentirlo a la vez.
Te acercas y tus ojos instantáneamente se cierran.
Sólo vos elegís. Queres demostrarle al mundo algo que intuis, pero no sabes.
Para soportarlo tenes que imaginar que hay, detrás de ese antifaz que lleva puesto el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario