viernes, 19 de noviembre de 2010

Compartir

Días
Recuerdos
Sonrisas
Palabras
Sentimientos
Cada uno elije lo que quiere compartir con el otro.
Cada uno es dueño de su elección,
como también de su no elección.
Podemos compartir la miseria del mundo,
tanto como estás palabras.
Si solo compartimos lo que queremos,
y lo que queremos es administrado por nuestros propios intereses, por nuestro egoísmo. Entonces sólo una porción muy limitada se comparte del mundo.
Existe una gran mayoría de gente que no tiene gran cantidad de cosas para compartir, sin embargo comparten con nosotros hasta lo que no tienen.
No hay que confundirse, no hay que desviarse del camino.
La deshumanización viene pegando como trompada a cada uno de nosotros, casi imperceptiblemente.
Y cuando dar y recibir fluye como un río abierto que fluctúa, es cuando mejor nadamos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario