martes, 7 de diciembre de 2010

Sinceridad

El placer de saber sin palabras.
Encontrar en el mundo la verdad,
la mañana de un día.
La luz se aproxima,
una lupa con inscripción detallada te contempla.
Da una vuelta y te abraza.
La intentas tocar, pero no es palpable.
La buscas pero es invisible a los ojos.
Te elevas sobre el piso, flotas como cuando la risa sin razón te hace cosquillas.
Volas. Llegas adonde nunca antes, aunque estás en el mismo lugar.
Te tele transportas como en tus sueños y me besas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario