jueves, 27 de enero de 2011

Malditas mentes

Las mentes proyectan mentiras. Crean un vicio irreparable que se torna desesperante. Piensan por tener la capacidad de expresar con palabras. Toman el poder por ser racionales. Se aprovechan de nuestros cuerpos impacientes por sentir algo más. Nuestra imaginación embriaga de placer. Los goces adivinan la presencia ínfima de la ficción. La visión plasmática de la realidad desborda de sueños afectados.
El tiempo atraviesa un mundo superpoblado de mentes que quieren dominar lo que viene, lo que va y lo que no también. Inventan para hacernos creer ciegamente que son indispensables. Nos atiborran de obstáculos y preocupaciones. Quieren ser utilizadas por su propio egoísmo y así avasallar nuestra existencia. Las mentes nos mienten para no sentir lo que en realidad sentimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario