lunes, 14 de febrero de 2011

bla,bla,bla

Soy palabra insulsa, innecesaria e inservible. Soy esa palabra insana que nace de una grieta y cree derrochar libertad dentro tuyo. Soy sólo una palabra que provoca desde la forma absurda de no ser más que palabra. Soy pura palabra. Palabra que se agota en cuanto sale de mi inútil boca.  Palabra que dice ser solo por saber decirlo. Palabra que no te toca. Palabra que te somete a la nada, al descubierto. Palabra que aturde. Palabra que limita las sensaciones. Palabra que engaña con la apariencia. Palabra circunstancial. Palabra abrumadora. Palabra atolondrada. Palabra que me ata. Palabra costumbrista. Palabra desértica. Palabra aprovechadora de toda circunstancia. Palabra cansadora. Palabra repetitiva. Palabra que se regodea en mi interior. Palabra durmiente. Palabra terrenal. Palabra supeditada a mi atención. Palabra que se adueña de las cosas sin hacer uso de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario