martes, 8 de febrero de 2011

Despertar otro nuevo día

Abrir los ojos. Observar la luz de sol. Escuchar el quiquiriquí de los gallos. Respirar con tranquilidad. Sentir el cuerpo liviano. Refrescarme. Estirar los pensamientos. Caminar bajo el cielo y sonreírle al aire. Comer pan tostado con manteca. Seguir caminando. Recordar viejas mañanas. Jugar a inventarlas. Palpar nostalgia y enseguida transformarla en sensaciones presentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario