miércoles, 9 de marzo de 2011

Creer, siempre creer

Una y otra vez me vuelvo a ilusionar.
No importa cuantas veces me desilusione,
siempre vuelvo a hacerlo.
No tengo fatiga ni un gramo de disyuntiva.
Todas las veces vuelvo a creer como si fuera la primera vez.
Amo día a día con una profunda sensación, temor, alegría.
Alguien me dijo que en estos tiempos no se puede ser ingenuo si se quiere sobrevivir.
Creí sin duda en sus palabras, pero luego me di cuenta que no se trata de sobrevivir sino de vivir en su más cruda apariencia. No se trata de creer por creer, sino de creer en la humanidad, en nosotros mismos. Luchar por creer, sin que por ello implique una necesidad sino más bien una elección.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario