jueves, 17 de abril de 2014

Nos hemos ganado, no somos ganado.




















Un cuerpo brillante atraviesa tu cuerpo, te abre.
Vos te cerras pero la luz te empuja y por fin, los colores se disparan.
Tus pupilas se contraen y algo estalla adonde miras.
Tu alma quiere desprenderse y ser en libertad.
¿Que estado es este que te impones?
Salí a caminar.Salí a jugar.
Allá a lo lejos, los estados son casi invisibles, imperceptibles.
Atrévete y abrí los brazos al cielo.