jueves, 30 de octubre de 2014

Lo inevitable




Hay ciertas cosas que preferimos no hablar, otras ni pensar. 
Pero por mas que lo intentemos evitar, brotan de nuestros ojos, del viento, de la planta del pie. 
Y cuando por fin florece nos enfrentamos a nosotros mismos. 
Todo lo demás es distracción. 
Somos un reflejo proyectado que emana superioridades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario